Usted está aquí

Un conmovedor encuentro entre Bruno y su familia

Por: comunicaciones
Publicado el: Mayo 2020
Bruno fue atendido por el equipo de Urgencias Veterinarias del IDPYBA y trasladado a la Unidad de Cuidado Animal donde recibió los cuidados necesarios para su rehabilitación. Después de 5 meses regresó a su hogar, gracias a una nota emitida por Noticias RCN la cual promovía la adopción de perros viejitos o gerontes.

 

Bogotá mayo de 2020. Transcurrieron 5 meses para que Bruno, un criollo de 11 años, regresara a su hogar después de haberse extraviado en el centro de la ciudad y de emprender una larga travesía que lo llevó hasta el Aeropuerto Internacional El Dorado. El equipo de rescate de OPAIN lo halló deambulando por el lugar y lo reportó a la Línea 123.

De inmediato el equipo de Urgencias Veterinarias acudió al aeropuerto para atenderlo y, en una valoración inicial, se determinó que el canino debía ser trasladado a la Unidad de Cuidado Animal, pues sufría de fuertes dolores y de problemas en sus articulaciones debido a su avanzada edad.

Al llegar al lugar, Edipo, como fue llamado el nuevo residente, inició con su proceso de rehabilitación y recuperación por parte de los profesionales, quienes le brindaron los mejores cuidados para que pudiera pasar al programa de adopciones con el fin de encontrarle un hogar. En el mes de marzo, el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal -IDPYBA lanzó la estrategia de adopciones virtuales, logrando que más de 100 perros y gatos fueran entregados a nuevas familias y la recepción de más de 3.000 solicitudes de adopción durante el aislamiento preventivo obligatorio.

Sin embargo, la historia era diferente para Edipo y 21 perros más que hacen parte del grupo de gerontes, los cuales son considerados como animales de difícil adoptabilidad, pues la mayoría de las familias prefieren perros más jóvenes. Por esta razón, un reconocido medio de comunicación quiso llamar la atención de familias amorosas dispuestas a brindarles un hogar.

El pasado 15 de mayo, Johanna Soto y su familia vieron la nota emitida en el canal televisivo y se dieron cuenta de que Edipo era realmente Bruno, el perro que los había acompañado durante 11 años y que se extravió en diciembre en el centro de Bogotá, dejándolos profundamente tristes.

El feliz reencuentro

Johanna se comunicó con la Unidad de Cuidado Animal con la esperanza de confirmar lo que había visto en televisión y poder recuperar a Bruno. Acudió al lugar, junto con miembros de su familia y presentó las pruebas que verificaron que se trataba del mismo animal de compañía, pero la mayor verificación del vínculo que los unía fue la inmensa felicidad que expresó Bruno al reencontrarse con ellos.

“Fue una grata sorpresa para todos los que trabajamos en la Unidad de Cuidado Animal. Hicimos la devolución a la familia con un compromiso de tenencia responsable: llevarlo siempre con traílla y placa de identificación con número de contacto, que reciba periódicamente los servicios veterinarios, que se le suministren los medicamentos que necesita, proporcionarle comida apta para su edad y que cuente con un lugar cómodo para descansar,” comenta Carolina Alaguna, etóloga y médico veterinario del IDPYBA.

Por su parte, Johanna Soto afirma que nunca perdió la esperanza de encontrar a Bruno, “Justamente antes de ver la nota en el canal, habíamos acordado irnos ese mismo día en la tarde al centro a buscarlo porque sabíamos que las calles estaban solas por la cuarentena”, señala.

La feliz familia se comprometió a brindarle los mejores cuidados a Bruno, quien salió meneando su cola de alegría por regresar al hogar que lo acogió desde que era un cachorro, mientras el equipo de profesionales de la Unidad de Cuidado Animal expresaba la satisfacción del deber cumplido.

 

No paran las buenas noticias

Gracias a la nota emitida en Noticias RCN, Abuelita, una beagle de 11 años y Lulú, una french poodle de 10 años y a la que le hace falta una pata, lograron conquistar el corazón de dos familias bogotanas, quienes les abrieron las puertas de su hogar para cuidarlas por el resto de sus días.

Así como Bruno, Abuelita y Lulú, hay 19 caninos gerontes en la Unidad de Cuidado Animal, esperando una oportunidad de vida para recibir los cuidados y el amor que se merecen. Es por esto que el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal invita a la ciudadanía a salir de estereotipos y adoptar uno de estos animales para que experimenten los grandes beneficios de la compañía de un perro de edad avanzada.

Los interesados en adoptarlos lo pueden hacer a través de la página www.proteccionanimalbogota.gov.co/adopciones y seguir las indicaciones.

 

 

 

#AdoptarNosCambiaLaVida

Galería de imágenes de la noticia: